Es directora técnica de Relaciones Internacionales del Grupo Social ONCE

Natalia Guala, afiliada de la ONCE, elegida experta del Comité de la ONU para la Convención de las Personas con Discapacidad

Natalia Guala, afiliada a la ONCE y directora técnica de Relaciones Internacionales del Grupo Social ONCE, ha sido elegida, gracias al apoyo de 143 países (la cuarta más votada), experta del Comité de Naciones Unidas para la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Los Estados parte de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad han elegido a 9 de los 18 miembros del Comité que da seguimiento a la implementación de dicha convención. En esta renovación de las expertas y expertos que velan por los derechos de las personas con discapacidad en el seno de Naciones Unidas, el Grupo Social ONCE aportará buena parte de su conocimiento y experiencia en el ámbito internacional a través de la candidatura de Natalia Guala Beathyate, que se ha presentado a propuesta de Uruguay.

Guala ocupará el puesto durante los próximos cuatro años y tendrá oportunidad de aplicar los conocimientos adquiridos durante su carrera profesional incluyendo varios años de la misma vinculados a la Dirección Internacional del Grupo Social ONCE y a la Unión Latinoamericana de Ciegos. También con nacionalidad española, Natalia Guala será la segunda afiliada de ONCE que formará parte del Comité. La candidata de la Unión Europea, Inmaculada Placencia, ha sido también elegida experta con el apoyo de 115 países.

“Actualmente, nos encaminamos hacia las negociaciones de una Agenda post 2030. En este contexto el rol del Comité se vuelve fundamental para asegurar que la implementación de la convención sea un elemento transversal en los nuevos objetivos y metas que se fijarán a nivel global y que, sin lugar a duda, tendrán que abordar los desafíos y tendencias universales que enfrentamos como humanidad, incluidas las personas con discapacidad", explicó Natalia Guala.

Es una profesional con amplia trayectoria en el campo de las relaciones internacionales, cooperación, derechos humanos y comunicación institucional. Con profundo conocimiento del sistema de Naciones Unidas, ha desempeñado diversos puestos de responsabilidad a nivel nacional, regional e internacional. En los últimos años ha centrado su actividad profesional en el asesoramiento a Gobiernos y organismos internacionales para la efectiva implementación de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Actualmente desempeña la labor de directora técnica de Relaciones Internacionales del Grupo Social ONCE en España, posición desde la que coordina la estrategia de partenariados internacionales, las relaciones institucionales con representaciones diplomáticas, así como el impulso a la visibilidad de la discapacidad en foros internacionales.

Desde su rol, colabora con organismos internacionales en la incorporación de la perspectiva de la discapacidad y la puesta en marcha de proyectos específicos. También tiene a su cargo el diseño e implementación de iniciativas regionales e internacionales para la mejora de la calidad normativa y transformación de políticas públicas en el campo de la discapacidad.

FORMACIÓN

Natalia Guala nació con una discapacidad visual congénita. En la Universidad optó por formarse en dos carreras diferentes (Relaciones Internacionales y Ciencias de la Comunicación) y, una vez más, superar las expectativas preestablecidas sobre las posibilidades profesionales de una persona ciega. Consiguió combinar su formación académica con sus actividades laborales y alcanzó sus dos titulaciones de grado con 23 años.

Completa su formación universitaria con un posgrado de especialización en Marketing por la Universidad de la República (Uruguay), un diploma de especialización en Gerencia Social y Políticas de Discapacidad por FLACSO (Chile) y un diploma de especialización en Cooperación Internacional para el Desarrollo por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (España).

Además de sus méritos profesionales, la presencia de mujeres con discapacidad como Natalia en el Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad contribuye a salvaguardar la paridad de género y a incorporar la perspectiva de las propias personas con discapacidad.

La experiencia de Natalia Guala en el campo de los derechos humanos inicia en 2005 junto al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) acompañando las mesas intersectoriales de trabajo para la elaboración de informes país a los órganos de Tratados de Naciones Unidas. Experiencia que más tarde ha trasladado al ámbito de los derechos de las personas con discapacidad. Ejemplo de ello ha sido su rol activo en el proceso para la adopción del Tratado de Marrakech para facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso.

Más recientemente, desde su rol en el Grupo Social ONCE, participó en la formulación del Programa Iberoamericano de Discapacidad. Se trata de la primera experiencia intergubernamental de cooperación sur-sur y triangular dirigida a transversalizar la perspectiva de discapacidad en las políticas públicas para una efectiva implementación de la CDPD y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Ha coordinado, asimismo, en el marco de la participación del Grupo Social ONCE en el Programa de la Unión Europea EUROsociAL+, la prestación de asistencia técnica en políticas de discapacidad, en particular en las áreas de educación y empleo. También apoya, desde el Grupo Social ONCE, el desarrollo de iniciativas para implementar políticas públicas con perspectiva de discapacidad en el arco del Mediterráneo, junto a la Unión para el Mediterráneo y la Liga de Estados Árabes, así como en algunos países asiáticos en colaboración con entidades nacionales.

PROPUESTAS

Guala señala que “actualmente enfrentamos preocupaciones, prioridades y desafíos a nivel global: el cambio climático, la transformación digital, los movimientos demográficos, las crisis humanitarias derivadas de situaciones de emergencia, entre otros, que también atañen a las personas con discapacidad. Al mismo tiempo, las personas con discapacidad continuamos encontrando a diario barreras que limitan o impiden nuestra participación en la sociedad (acceso a la educación, al empleo, a la salud, a la protección social, a la política, a la toma de decisiones libre e informada, a una vida autónoma)".

Por ello, se propone ser parte del Comité para contribuir desde su experiencia a la elaboración de recomendaciones, orientaciones y herramientas para apoyar a los actores implicados, incluidos otros órganos de Tratados y el sistema de Naciones Unidas en su conjunto, para abordar todos estos desafíos desde una perspectiva transversal de derechos humanos e inclusiva de las personas con discapacidad, y asegurar que efectivamente nadie quede atrás.

Cuenta con una amplia comprensión tanto de las expectativas y demandas del movimiento de las personas con discapacidad, como de los desafíos y capacidades de los Estados Parte para alcanzar las transformaciones necesarias hacia una efectiva implementación de la CDPD. Su experiencia de trabajo, tanto con las organizaciones de personas con discapacidad como en el asesoramiento a Gobiernos y otras partes interesadas en más de 35 países alrededor del mundo, constituye una aportación clave para la labor del Comité.

Además, la combinación de conocimiento del sistema de Naciones Unidas, la experiencia práctica en territorios, el trabajo con entidades de cooperación y multilaterales, así como la articulación de múltiples actores implicados, son valores que esta candidata puede aportar a este órgano de tratados. Desde su propia perspectiva multicultural, aspira a que todas las personas con discapacidad, independientemente del lugar en el que vivan, puedan disfrutar de una vida plena y autónoma. Ella, que procede de un pequeño país del sur global, está convencida que es posible.

Más en Actualidad