Actualidad

Por una agenda feminista inclusiva: CERMI Mujeres demanda que la presidencia española de la UE de voz a mujeres, niñas y madres cuidadoras de personas con discapacidad


La Fundación CERMI Mujeres (FCM) ha demandado impulsar a escala europea la agenda de las mujeres, niñas y madres cuidadoras de personas con discapacidad.
Por una agenda feminista inclusiva: CERMI Mujeres demanda que la presidencia española de la UE de voz a mujeres, niñas y madres cuidadoras de personas con discapacidad

Por una agenda feminista inclusiva: CERMI Mujeres demanda que la presidencia española de la UE de voz a mujeres, niñas y madres cuidadoras de personas con discapacidadAsí lo ha expuesto durante una reunión con el Instituto Europeo para la Igualdad de Género (EIGE, por sus siglas en inglés), organismo autónomo de la UE establecido para contribuir y fortalecer la promoción de la igualdad de género, en un encuentro celebrado en la sede de la Comisión Europea en Madrid y que ha estado encabezado por su directora, Carlien Scheele. Además, han asistido la secretaria de Estado de Igualdad y contra la violencia de género, Ángela Rodríguez Martínez; la delegada del Gobierno contra la violencia de género, Victoria Rosell; y la directora del Instituto de las Mujeres, Toni Morillas.

En el marco de una visita organizada con el objetivo de abordar la agenda feminista para la presidencia española de la Unión Europea, la FCM ha señalado que esta debe servir para que España impulse avances en la agenda feminista inclusiva a escala europea y con ello paliar el “claro déficit” que sufren las mujeres, niñas y madres cuidadoras de personas con discapacidad en las políticas públicas comunitarias.

Así, la FCM ha concentrado sus demandas en cuatro puntos. El primero de ellos tiene que ver con la ratificación del primer instrumento de carácter vinculante en el ámbito europeo en materia de prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y contra la violencia doméstica, el conocido como Convenio de Estambul.

En el mismo sentido, y a fin de conocer el estado de situación real y poder diseñar y ejecutar políticas públicas adecuadas “que den respuesta a este grave problema”, la FCM insta a liderar una macroencuesta europea sobre la violencia contra la mujer con discapacidad.

Asimismo, y siguiendo el ejemplo de España, que en diciembre de 2020 prohibió la esterilización forzada en su ordenamiento jurídico, la FCM exige la erradicación de esta práctica “contraria a los derechos humanos” y pide que aparezca recogida como tal en la futura Directiva Europea de violencia contra las mujeres.

Finalmente, la FCM ha solicitado la colaboración del EIGE en la organización de actividades con participación de la sociedad civil de la discapacidad; específicamente en la organización del Foro Social UE de Mujeres y Niñas con Discapacidad.